sábado, 14 de agosto de 2010

"CON TRES AVEMARIAS BASTAN".


http://3.bp.blogspot.com/_RJouX4wE2x4/SmZRuMIubtI/AAAAAAAAA_M/w2vMwt2_Htc/s400/monjas05.jpg

"EN LA COMPAÑIA DEL DEMONIO".


"Una tarde de verano;
con un calor que apretaba,
un hombre seco y delgado...
Con gran cartel se apreciaba.

"Se compra el oro y la plata;
razón: en la Compañía,
dando aquello mucha lata...
Vi acercarse un policía.

Poca clase; es un cartel,
el policía lo miró,
lo paró en un plantel...
Y el gran cartel retiró.

Junto a flores del jardín;
con timbre sonoro y hueco,
también le quitó el mandil...
Aquello ya no era un juego.

Mal vestido enjuto y seco;
se lo llevó detenido,.
la Ley lo decía expreso...
Propaganda a los vecinos.

Paseé pausadamente;
y rebusqué en mi memoria,
aquello precisamente...
Pasaba en la vieja historia.

Y recordando un pasaje;
tan viejo como yo mismo,
recorrí aquellos parajes...
Con amor y mucho mimo.

Le dije a la mujer;
¿porque paráis conmigo,
no entiendo ni se querer...
Sólo ayuno en los domingos

Me sobran mis pensamientos;
no sé qué tiene el paseo,
a saber y entendimiento...
Me agotaba hasta el deseo.

La joven miró muy dulce;
y me apretó con dulzura,
el sol se veía a trasluces...
Aquello no tenia cura.

¿Como vivo y donde muero;
que al venir de mí mismo,
no puede venir del Duermo...
Un terremoto o un sismo.

Más dice mi entendimiento;
que un hombre no todo es Alma,
muy cautivo el pensamiento...
Y un corazón con su calma.

Pero la joven accedía;
con sus labios primorosos,
a esta boca que no es mía...
Con unos besos hermosos.

No entendía lo que me pasa;
y solamente no entiendo,
con unos besos que cansan...
Y lo estaba permitiendo.

Cómo se sufre uno mismo;
con ignorantes soberbios,
besos caricias y los mimos...
Como aquel poeta serio.

Dócilmente me defiendo;
pero no puedo guardarme,
de los peligros de un necio...
No quiero desagradarme.

La joven me enardecía;
con sus besos y sus caricias,
por dentro me maldecía...
Por fuera era una delicia.

Porque en él yo me contemplo;
con locura y su arrogancia,
mi humildad no la retengo...
Y he perdido ya la gracia.

Y más supe en aquel tiempo;
que ninguno nace sabio,
desbarrando en el entuerto
De pensarlo ya me enrabio.

Aquel paseo tan secreto;
de miradas indiscretas,
era un paseo del Convento...
Donde se toman "directas".

Las cuentas con su humildad;
donde renacen romances,
quien no crea en la lealtad...
Allí se habla de "avances".

No me precio de entendido;
de desdichado me aprecio,
no quedé tan sorprendido...
Aquello no era un desprecio.

Aquellos que son dichosos;
¿cómo pueden ser discretos,
me había dejado hecho un ocho...
Con un "cuerpo" sin secretos

No podría durar este mundo;
por gritar lo que quisieras,
es mejor quedarse mudo...
Sin matar ni que te hieran.

Espero se rompan presto;
maldades que son de juicio,
ver que todo son arrestos...
Sin abastecer perjuicios.

Unos por cartas de más;
otras por los casilleros,
no ser negro ni oriental...
Y trabajar en los astilleros.

Decían que antiguamente;
se fue la verdad al infierno,
hay que ser buen penitente...
Y no morir en el invierno.

¿Como pusieron tal nombre;
que desde entonces es revuelto,
hay cientos, miles de hombres...
Que mueren y aún no han vuelto.

¿Será verdad lo que dicen;
que los dioses lo permiten,
unos y otros maldicen...,
Y unos pocos lo remiten.

La joven me había postrado;
y había quitado mis ropas,
ni tan siquiera enfadado...
Le contemplé bien la "popa".

Y teniendo un cuerpo hermoso;
se afanaba en su "trabajo",
con unos pechos rumbosos...
Rápida me puso abajo.

Los vicios no son tan raros;
los propios y los ajenos,
con eso yo me comparo...
Como un mal vino añejo

¿Y quién nos dará el cuidado;
si son vicios verdaderos,
ver parejas en el tejado...
Y el valor en el vertedero.

Caminando bien vestidos;
se quejan en sus desprecios,
los hay que son pervertidos...
Y eso es lo que yo no aprecio.

Con la vergüenza y el miedo;
sin las prendas de mi amada,
los dos íbamos tan ciegos...
Que no oímos la llamada.

La joven seguía al galope;
me tomó por su montura,
detrás de mi sentí un golpe...
Me despertó la cordura.

¡¡Vistase Sor Mikaela;
que nos buscan por el parque,
la monja quedose lela...
Oí ruido en el estanque.

Perdoneme este momento;
la culpa es de los instintos,
mi cuerpo queda contento...
Mi amor hacia ti es distinto.

No hable Sor Mikaela;
la culpa es de los dos,
por caminar sin aceras...
Y no creo que sea un pendón.

Soy mal cura y sacerdote;
y tu una monja preciosa,
tendré que darte de azotes...
En ese culo...¡¡hermosa.

Pediré a la superiora;
que necesito ayudante,
no creo que a estas horas...
Me tache de mal talante.

Ambos vestidos y dispuestos;
se acercaron al estanque,
la superiora en "repuesto"...
Y un sacerdote en "ataque".

Los dos estaban desnudos;
tan absortos y marginados,
que parecía un sólo nudo...
Estando tan "apretados".

La solicitud fue presta;
y el cura y la Mikaela,
vivaracha y predispuesta...
Ardiendo como candela.

Esta historia es muy antigua;
pero creo que fue de ayer,
vivía en casa contigua...
A un esplendido Saller.

Un buen vino y una moza;
se emparejan con los vicios,
Mikaela me destroza...
¡¡Y no tengo más "servicios".

"Guti".

viernes, 13 de agosto de 2010

"ENTRE LA CEOE LOS ALCALDES Y ZAPATERO".

http://esradioveritas.com/fotografia/original/noticias/callejondesastre.jpg

"Atención nobles señores;
atención niños del barrio,
damas de tantos honores...
Todas con vestido largo.

He templado mi guitarra;
entonando el contrabajo,
batería colocada...
Encima del escenario.

Con la guitarra y el bajo…
y con un viejo piano,
en maderos desconchados...
De balcones animados.

Atención pobre auditorio;
ojo que viene el payaso,
ZP con su jolgorio...
Todos que ya van de paso.

Que se alegren los ancianos;
de este bendito barrio,
hay crisis y días aciagos...
De no verse olvidados.

Daos prisa buenas gentes;
que afinado está el piano,
seis cuerdas muy diligentes...
Ya concuerdan con el bajo.

Miserias por todos lados;
con la subida de impuestos,
dejadez en los ancianos...
Y el paro suman sus muertos.

La culpa la tienen dos;
Felipe y Zapatero,
la dejaron con primor...
Contarán que fue a cero.

Aumentaron los impuestos;
dijo que era solución,
despedidos y más puestos...
Se perdian en un bajón.

Prosigamos con la fiesta;
y dejemos a estos verdugos,
ya no dormimos la siesta...
Ya no nos queda ni un duro.

Y lo pobres pobladores;
con lágrimas desprendidas,
no quedan impositores...
Pero a deber, es la ristra.

Y con muecas de payaso;
va gritando sus embustes,
hay poca gente pasando...
Con sus mentiras y ajustes.

Oigo el rumor de las gentes;
Y oigo el cantar gitano,
son tres bares preferentes...
Con hombres que son muy malos.

En los bares del entorno;
que rodean todo el barrio,
políticos con su tono...
Que no vienen a diario.

Se oyen rumbas y palmas;
donde beben y hacen tratos,
Cuatro borrachos la enpalman...
Los niños siguen jugando.

Mientras ríen los ancianos;
comienza a cerrar los antros,
los políticos anclados...
Del entorno del teatro.

Esta es la historia señores;
en la mitad del verano,
de este barrio llano y pobre...
Que vive desamparado.

"Los politicos se marchan;
con ZP y su camada,
con embustes y machadas...
Queda la gente escamada.

La CEOE y el Alcalde;
gritan terminen la fiesta,
los mozos hacen alardes...
Que quien pare lo revientan.
Sigue tocando el piano;
la batería le sigue,
y se oye el contrabajo...
Y los niños se persiguen.

El payaso ríe y canta;
en la ribera del río,
mientras los ricos levantan...
Sus manos y poderío.

¡¡Hemos dicho que ya basta!!;
ya está bien de tanta juerga,
aquellos que el mal espanta…
Les preparan una brega.

Sus conciencias lo reclaman;
aquel que paga en dinero,
como poeta declama...
Siendo sólo jardinero.

Solía decir mi abuela;
que el que paga mucho ordena,
ya no era Noche buena...
Y no se cumplen condenas.

Nos mandan como alcahuetas;
el Pueblo si pasa hambre,
reciben palabras huecas...
Y la mitad como alambres.

¡¡Se ha terminado señores!!;
esta noche de verbena,
para mi, son traidores...
Y eso si que me envenena.

¡¡Gritaban los pobladores;
y los mozos recurrían,
una noche de esplendores...

Mientras el Patrón reía.

Primavera con aromas;
con olor de hierbabuena,
una doncella se asoma...
¡¡Y esta si que estaba buena.

Los ricos son ricos siempre;
los pobres son de otras tierras,
pobre de aquel que no siembre...
Puede morir y no lo entierran.

No son amos ni señores;
ni tienen bienes ni ofrendas,
comen sin los tenedores...
El pueblo mismo refrenda.

El Alcalde y el Patrón;
con sus esposas inquietas,
les grita un poblador...
¡¡Cuidado las bocas quietas.

¿Porqué acaba la función;
si el barrio ya la ha pagado,
miró el Alcalde al Patrón…
Deteniendo al mal hablado.

Y lo meten en prisión;
por gritar, lo que ha gritado,
esa no es la solución…
Es un mal muy alterado.

Pero las gentes del barrio;
quieren seguir la función,
el tiempo es extraordinario...
Y la fiesta es lo mejor.

El chorizo y mentecato;
del Alcalde y el Patrón,
se sacaron los retratos...
En gritar, ¡¡es la ocasión!!.

Como muy atribulados;
se emperraron con la fiesta,
pero tuvieron cuidado...
Que la noche ya refresca.

"La función ha terminado.
Se arma tal tremolina;
ante el grito, ¡¡se ha acabado...
Que queda la gente fina.

Ante orden tan infame;
que temen que esto acabe,
en noche de malos aires...
En una noche salvaje.

En despertar de una tienda;
en noche de mal vinagre,
el Alcalde ya retiembla...
El Patrón grita al desgaire.

¡¡Lo que se da, no se quita!!;
lo gritan los pobladores,
de esta tierra tan bendita...
Aunque lo digan señores.

Viendo oscuros horizontes;
el Patrón otorga un plazo,
a mozos y labradores...
Viéndose en cortos pedazos.

Que sea como decís;
yo me retiro a palacio,
que aplazar no es decir...
Que esto ya sea terminado.

En buena hora marchó;
en buen decir de los mozos,
los presentes lo tachó...
Viéndose a Patrón a trozos.

De chorizo e irrisorio;
no se oyó contestación,
corría como el Demonio...
Hasta que llegó al portón.

Como todo en elegir;
en papeles caducados,
si no tienen que decir...
Los aciertos adecuados.

De un chorizo se acordaron;
y en vez de Patrón Alcalde,
cierto grupo rebelaron...
Haciendo un buen aquelarre.

Atención mozos del barrio;
el Patrón ya se ha marchado,
aún quedan tres ordinarios...
Esperando ser marcados.

Pero el Alcalde es un cuervo;
también hay que desplumarlo,
el grupo estuvo de acuerdo...
Y fueron a reclamarlos.
"Ya no tienen nada bueno;
para el trabajador honrado,
aquel que siembre veneno…
Que recoja lo acordado.

Que recojan su cosecha;
los menguantes traicioneros,
con tantas obras mal hechas...
Terminarán prisioneros.

Que prosiga pues la fiesta;
los que sigan apostando,
por las mentiras siniestras…
Que los dos se van trotado.

Correrán como el Patrón;
gritando cosas diversas,
por terminar la función...
Poco más y lo despellejan.

El Alcalde era un ladrón;
y el aguacil un troyano,
también le pasó al Patrón...
Robando tierra en el llano.

Pasándolos por la brega;
y el Alcalde socialista,
Zapatero los congrega...
Porque Pajin es muy lista.

Aquel que robó mejor;
corrió más metros de tierra,
gritó el enterrador...
Cuando se acabó la fiesta.

El Alcalde y el Patrón;
tuvo prestas nuestras tretas,
o acabar como acabó...
Con millones de pesetas.

El que manda la función;
en siete palmos de tierra,
y aquel que estafó mejor..
Poco más y me lo entierran.

Chorizos y maleantes;
que entrecruzan ZP,
con tela y buen talante…
No se atreven a volver.

Zapatero entretenido;
por su elección en Madrid,
que Tomás ha defendido...
Y lo ponen a parir.

La Ministra "motorista";
dice que va a presentarse,
los tres son muy mala ristra...
Lo gritan los populares.

Zapatero arrepentido;
que las "primarias" son buenas,
y que Tomás ha comprendido...
Que no todo es "hierbabuena".

No tendréis un buen amigo;

que defiendan a tunantes,
pero tendréis enemigos...
Por chorizos y mangantes.

Pero tendréis la función;
están sobrando farsantes,
desconcierto y confusión...
En políticos mangantes.

Moraleja:

"Quien a buen barrio se arrima;
pueden caerle cien tejas,
el Patrón y su querida...
Comerán bien sus lentejas".

Y el que cerró la función;
buenos palos cobijaron,
con un casto cinturón...
Muy tieso me lo dejaron.

Zapatero y los mineros;
ya no se llevan tan bien,
les ha jodido el dinero...
Menos carbón y más tren.

Con esto mi España mia;
con el "Maligno" mandando,
todo lo que yo tenia...
¡¡Ahora me lo están mangando.

¡¡Ya no quedan muchos "guevos";
ni la gente se lamenta,
se dedican a otros juegos...
¡¡Aunque por culo le metan.

Miles salen del Armario;
los vicios salen desnudos,
Zerolo es "Super-Mario...
Zapatero: ¡¡es cojonudo!!.

¡¡Que Gobierno Madre santa;
¿que grupo de pecadores,
con gentuza uno se harta...
Que no son ni previsores.

Aquí se acaba esta historia;
con seis millones de presos,
con Alcaldes que dan gloria...
Y la CEOE bien frescos.

¡¡Y me acuerdo de "Pepiño";
el Ministro de Fomento,
controladores "sin piños"...
Y el País poco contento".

"Guti".

jueves, 12 de agosto de 2010

"UNA AMISTAD VERDADERA".


http://3.bp.blogspot.com/_NeZNiCXj9JU/SvMRFfpwdOI/AAAAAAAAAFY/8jcj7iJr7E0/s400/2af6fb515c4213784cc1801cfb4c7121.jpg

DOS HERMOSAS ASTURIANAS".

"Caminamos y reprimimos;
una sucia condición,
y a la vez no la sufrimos...
Nos come nuestra ambición.

No es verdad si lo soñamos;
la queremos realizar,
y así haremos y lo apostamos...
En mundo tan real.

El sueño materializa;
y la experiencia me enseña,
si dos se mueren deprisa...
Pronto ponen sus reseñas.

Lo que ocurre al despertar;
es natural y muy noble,
el sueño ya no es real...
Tu conciencia como un roble.

Disponiendo y engañando;
con tres palos que recibes,
estás muy lejos penando...
Imponiendo al que suscribe.

Y en cenizas me convierto;
y mi melena me peinan,
yo sólo veo mi desierto...
¿Quien hay que intenta ser reina.

Viento y aire que dispersas;
estos sueños de la muerte,
sueña el pobre con tristeza...
Otros mueren de repente.

Aire meloso y andino;
aromas de diez mil rosas,
aquí no quedan bandidos...
Sólo mujeres hermosas.

Morena y rubia teñida;
con unos cuerpos preciosos,
en mis gustos están reñidas...
No soy tampoco baboso.

Que más cuidados ofrezco;
que no fume ni un cigarro,
eso es que soy muy fresco...
¿Si se acerca yo la agarro.

Esa morena graciosa;
y esa rubia parlanchina,
la morena es muy preciosa...
La rubia parece china.

¿Que bonito pelo tiene;
y que labios tan hermosos,
la rubia se me entretiene...
Con un mozo, soy celoso.

A mi me gustan morenas;
y una rubia no molesta,
me gustan guapas y serenas...
Sin la juerga y buena "testa".

Todas sueñan lo que son;
aunque tampoco lo entienda,
tiradas con parasol...
Espero buena contienda.

Yo sereno estoy aquí;
prisionero de mis vicios,
al lado el Guadalquivir...
Rodeado de edificios.

¡¡Ay Sevilla de mi Alma;
tan cerquita de Jerez,
me queda muy poca calma...
Viéndolas de tres en tres.

Buen vino tiene mi tierra;
y de juergas; ni te hablo,
al que se muere lo entierran...
Y al que no lo "descalabro".

Yo sueño en cualquier estado;
lisonjero en mis romances,
elegante y muy dejado...
Y faltando muchos roces.

La vida es un frenesí;
y los sueños una ilusión,
dos son para ser feliz...
Con las sombras, una ficción.

Y el menor mal es pequeño;
si te acompaña una moza,
es tirar bien el derecho...
Si te cogen te destrozan.

La morena me miraba;
la rubia tenia trabajo,
el mozo ya recelaba...
Me miraba boca abajo.

Un reloj de sol marcaba;
unas horas muy extrañas,
sus agujas apuntaban...
Como dos fieras arañas.

La morena sonreía;
se acercó a pedir la hora,
yo no se que en mi vería...
Pero se perdió la honra.

"Yo se la dí muy a gusto;
luego me pidió tabaco,
la miré muy a disgusto...
Ya me olia hasta el sobaco.

Se sentó en mi toalla;
sin permiso y con salero,
no dije nada; y no calla...
Me sentía muy bullanguero.

Tenia unos ojos preciosos;
y boca de caramelo,
con unos pechos hermosos...
Dije; me llaman Carmelo.

Ella se llamaba Luisa;
asturiana de buen ver,

por "delante" no era lisa...
Su risa; un cascabel.

Me preguntó;- ¿en que trabajas,
yo le dije; en escribir,
me miró como en rebajas...
Que no podría describir.

Sus negros ojos preciosos;
sus miradas muy ardientes,
con ademanes graciosos...
Pegó un trago de aguardiente.


¡¡Que soltura, que alegría,
destilaba por su cuerpo,

comentando tonterías...
La miraba como un cuervo.

Le pregunté por su amiga;
me dijo;- "ya tiene un mozo",
es guapa con mucha "miga"...
Pero el mozo es muy goloso.

Me dijo donde vivía;
estaban de vacaciones,
en Hotel de la Gran Vía...
Cerquita de Mira flores.

Ya me estaba enamorando;
de su gracia y su palique,

ya me veía rondando...
Como un baño con apliques.

A las tres marcharon dos;
el mozo quedose sólo,
al rato se me acercó...
Dijo; - me llamo Manolo.

Le pregunté; ¿es tu novia.
esa rubia tan hermosa:
dio más vueltas que una noria...
Su sonrisa era horrorosa.

¡¡Que no amigo y compañero;
ellas están de vacaciones,
trabaja y gana dinero...
Y no traga las traiciones.

Hemos quedado de amigos;
es una muchacha dulce;
con mucha gracia conmigo
Y sus abuelos andaluces...

Y eso si es una desgracia;
buscar trabajo hacia fuera,
su abuela creo que Nicasia...
Un buen nombre como abuela.

Me refiero al emigrante,
que ha salido de su tierra,
ellos ya sufren bastante...

Que en tierra extraña lo entierran,

Le invité a tomar una copa;
un cuba- libre o cerveza,
me cambié pronto de ropa...
Él lo hizo con pereza.

Hablamos largo y tendido;

sentados en una mesa,
por lo visto ha pretendido...

Viajar hasta la Meca.

Se nos hizo muy de noche;
y el camarero avisó:
-Señores cojan un coche...

La factura al revisor.

Dejó un platillo redondo;
y la factura en la mesa,
era broma o era un "mondo"...
Hay que ir a la cajera.

La moda se había extendido;
en bares y cafeterías,

cajeras habían metido...
¡¡Aquello una grosería.


Al otro día volvieron;
estiraron sus toallas,
tres días que ellas vivieron...
¡¡Girándome y no se callan.

Fue una historia gloriosa;
una amistad verdadera,
total, las dos son hermosas...
Lindas, guapas y enredaderas.


Dicen que Asturias es preciosa;
no me extraña;¡¡ y sus mujeres,
mis asturianas hermosas...
Que bien saben "sus quereres".


"Guti".

"LA FAMA Y LA VENTA DE TU CUERPO".

http://www.desktopstars.ru/md/carla-ossa/1600x1200/Carla-Ossa-1600x1200-008.jpg

"LA HISTORIA DE LA FAMA".

Yo meditaba en silencio;
muy absorto y devanado,
yo no me llamo Presencio...
Mi nombre es aproximado.


Los juegos de la tristeza;
son insanos y muy podridos,
la alegría no me interesa...

Eso es lo que ha sorprendido.

Cuando llegó a mi mente;
por la puerta de mi Alma,
ventana seguramente...
La que regula mi calma.

En una caliente noche;
en el plañir del verano,
con el tupido trasnoche...
Padezco ser veterano.

Ordinaria y soñolienta;
quebrando todos mis males,
en un sentir que despierta...
Mis instintos animales.

Tremulante y muy sombrío;
percibo aromas de flores,
por eso a veces sonrío...
Por su peste y sus olores.

De mi tierra mis honores;
como rojas llamaradas,
mis reinas son mis amores...
Que no exigen mis llamadas.

Vibrantes cuerdas de fuego;
vibrantes los corazones,
vibrando ya están mis juegos...

Vibrantes están mis amores.

Coloco un gran suspirar;
suspiros de oro y plata,
a un tiempo tras respirar...
Con corazón de hojalata.

Rociándose en surtidores;
en sangre, veneno y odio,
lo cantan mis resquemores...
El primer puesto en el podio.

En el cuello las cuchillas;
tras una torva de gritos,
los que se acercan me chillan...

Lo comparan como un rito.

La brusca mano fingiendo;
reposaba en fina tierra,
las gentes me van huyendo...
Y otros muchos ya me entierran.

Solitaria como un soplo;
enervan todas mis fuerzas,
un mentiroso y un cojo...
Me lo comenta y refuerza.

En cenizas convertimos;
todos los malos recuerdos,
muy honrado y pervertido...
Como volandas de cuervos.

Consejos que ennegrecemos;
por el tiempo y sus comadres,
consejos que agradecemos...
Se encuentra una buena Madre.


Son las puertas de la fama;
las que claman sus silencios,
unas besan, otras llaman...
En el centro, o en un tercio.

Son perlas tan inmaduras;
las que buscan ovaciones,
unas buenas caraduras...
Que rompen los corazones.

Diamantes que están en bruto;
es un fruto mañanéro,
son vastas con sus esputos...
Con sus pechos traicioneros.

Son joyas diamantinas;
con sedas y joyas falsas,
con sus caras matutinas...
Sus bellezas se realzan.

Con la aurora sus triunfos;
en la noche son princesas,
por la tarde son pitufos...
De madrugada no cesan.

Siendo orilla del abismo;
misterioso y muy negro,
inmenso y desconocido...
Contemplándolo integro.

La montaña se corona;
con los restos del invierno,
una vista que enamora...
Una visión de amor tierno

Un amor almidonado;
unos besos que son dulces,
recuerdos muy olvidados...
Con memoria de tres cruces.

Tres amores olvidados;
es el precio de la fama,
sentimientos encontrados...
Puros consejos de un Lama.

Una figura gigante;
y el resplandor de un camino,
son deseos fustigantes...
Con grueso abrigo de armiño.

Con alas muy membranosas;
rigidez en el pensamiento,
tan suave y tan hermosa...
Sirves de entretenimiento.

Misteriosos fugitivos;
ensalzando tus encantos,
un negro y el otro albino...
Trabajan con desencanto.

¿Que es la fama sin belleza;
gran creación de tahúres,
es lo que llaman tristezas...
Son milagros de baúles.

Los umbrales son desiertos;
no son las citas de gentes,
lo que comentan muy cierto...
Son "bollerías" de indecentes.

La fama no cuesta sangre;
sólo es tener buen cuerpo,
con unos pechos muy grandes...
Que se los maman cien cuervos.

Aquí se acaba esta historia;
de aprendices con su fama,
unas salen con la gloria...
Otras venden hasta su Alma.



"Guti".